Escuela de padres

Un espacio para compartir y aprender.

La familia es el núcleo de la educación de una persona, es por eso que es fundamental que los padres se involucren en la educación de sus hijos.

En la escuela de padres creamos un espacio para compartir y aprender juntos.

Desde la voluntad de mejora constante, necesitamos la colaboración de las familias para que nuestra labor conjunta sea un éxito.

Eso significa el compromiso y la voluntad de avanzar y de construir juntos.

Desde este espacio propondremos talleres de aprendizaje con expertos en temas que interesen a la comunidad educativa, como pueden ser la gestión de las emociones, establecer límites, juego educativo, tecnología, sexualidad, adolescencia, alimentación…

Un espacio para compartir, no solamente con los padres de la escuela, sino también con personas de nuestra comunidad y de fuera, que pueden aportar valor. Se trata de sumar, sumar experiencias, conocimiento y crecimiento.

En la escuela de padres nos interesa el intercambio que aporte valor, venga de donde venga, no tenemos territorio.

Nos interesa mucho también la autocrítica y la evaluación constructiva, será la única manera de mejorar y nos dará la oportunidad de avanzar, ¡porque todos somos escuela!